Una imagen que lo dice todo sobre nosotros.

Ayer mientras entrenaba con el equipo de rendimiento empezó a diluviar. Ya avisaban que llovería, pero no creíamos que lo hiciera de la manera que lo hizo y en nuestra hora de entrenamiento.

Por allí estaba el #AlphaTeam que acababan de entrenar y fueron capaces mientras se resguardaban de captar esta imagen.

Me encanta. No por la calidad, por la composición, por los colores… me encanta por lo que expresa. Por toda la información que da.

  1. Me gusta porque sale un grupo de entrenamiento motivado. Y creo que la motivación es la herramienta que nos mueve hacia nuestros objetivos.
  2. Me gusta porque se aprecia el esfuerzo. Sin conseguir una técnica perfecta se las ve luchar por ella. Nos hacemos buenos haciendo cosas que hacemos mal. Hay que enseñar lo que hacemos mal y aceptar que hay un tiempo de aprendizaje.
  3. Me gusta porque no salen todas,  y nosotros sabemos que faltan otras cuatro que estaban corriendo empapadas.
  4. Me gusta porque no hay barras, hay pequeñas picas de plástico de aprendizaje. Era una sesión dedicada a aprender la técnica del peso muerto. No se basa en “no pain, no gain”, hay un sentido común detrás. Y una lógica en la metodología de los entrenamientos.
  5. Me gusta porque sé que esa sesión no resultó ser como la tenía preparada. Y tuve que cambiarla en el momento para que no se me quedaran heladas realizando gestos técnicos continuamente. Esto refleja la capacidad de adaptación que se nos exige tanto a los entrenadores como a los entrenados. Ni ellos ni yo, pensábamos que sería así la sesión. Y nos la comimos.
  6. Me gusta porque se me ve pelado de frío. Si ellas sufren, tú tienes que estar ahí metido para poder empatizar con tu grupo. Con la capucha a medio poner para que se me vea la cara cuando hablo.
  7. Me gusta porque no hay absolutamente nadie en las calles, sólo nosotros. No hemos dejado que un obstáculo que puede parecer insuperable como una lluvia de este tipo, nos robe una sesión de entrenamiento. Eres lo que haces habitualmente. Si estás acostumbrado a entrenar cuando las cosas no pintan bien, ¿Crees que no te ayudará en tu día a día cuando el viento no sople a tu favor?. Esa capacidad de lucha y resistencia ya está dentro de tí…

Estas chicas se han llevado más que una simple sesión de entrenamiento. Se han llevado a casa un equipo con el que sufrir, una actitud con la que entrenar y por supuesto, el respeto y cariño de su entrenador.

Menú