#RociMeReta. Y mi boca me pierde.

Los que me conocen me han escuchado decirlo una y otra vez. Los retos no son tan bonitos como parecen.

“¡Pero Adri, si te pasas la vida hablando de ellos, y no haces más que decir que son uno de los mejores momentos de tu vida!”

No os echéis las manos a la cabeza todavía, que tiene su sentido.

Sí, lleváis razón y si me dejáis hablar mal y claro. Son LA OSTIA.

equipo s4s

Equipo #RetoMenorca

Son experiencias maravillosas, únicas en la vida que nos hacen sentir más vivos que nunca. Además lo mejor del reto creo que es la preparación. El desconocimiento, los nervios, el no saber por dónde empezar…

Sin embargo, cuando digo que no son tan bonitos como parecen me refiero a que tendemos a recordar o representar lo momentos de éxtasis que aparecen en los vídeos, aquellas historias míticas que nos van pasando… pero los retos no sólo son eso.

Cada uno de los retos nos ha exigido un compromiso, una preparación y una lucha constante contra los inconvenientes que van apareciendo. Y a veces agota.

Proponer un reto implica encontrar una aventura que suponga un desafío para todos los miembros del equipo.  Lo cual es casi imposible cuando se trata de un grupo de 5 personas. Distinto nivel físico, conocimientos, experiencias…  hacen que este factor te anime a tirar la toalla casi desde el principio.

Mirando a la bestia

Mirando a la bestia

Implica un coste físico,  mental, económico y lo más importante una inversión temporal muy importante. Hay que quedar para proponer, decidir, discutir, entrenar, comprar, volver a discutir, volver a entrenar… y esto no es fácil amigos.

Hay que quedar para proponer, decidir, discutir, entrenar, comprar, volver a discutir, volver a entrenar… y esto no es fácil amigos.

Subir al Mont Blanc es fácil, prepararse para subir al Mont Blanc es lo complicado.

Me encanta el hecho de haber superado retos junto con mis amigos más cercanos pero siempre me ha rondado la idea de hacer un reto con más gente.

Gente diferente a nosotros pero con las mismas inquietudes y ganas de vivir. Gente de la que aprenderíamos infinito, que nos sorprenda con sus forma de reaccionar y entender diferentes situaciones (al fín y al cabo, nuestro grupo está muy hecho ya y todos sabemos por donde tiramos).

Sin embargo, consideraba muy arriesgado el comprometerme tanto con algo sin llegar a conocer tanto a mis compañeros de reto.

Rocío, esta chica que os voy a presentar y que algunos ya conoceréis ( estuvo entrenando conmigo un tiempo, por lo que ha salido en la página varias veces) fue de las primeras en decirme que quería hacer un reto con nosotros.

La intenté explicar el por qué no quería contar con más gente, pero ella erre que erre... y consiguió plantar la semillita en mi cabeza.

Roci no es de las que tiran las toalla. La tía es cabezona y siguió insistiéndome hasta que no me quedó otra que buscar una solución.

” Vale Rocí, propónme un reto para este verano y nos metemos de cabeza con él”

“¿Por qué no hacemos una travesía a nado? ¡Hace muchos años que no me meto en el agua y me serviría como motivación para entrenar!”

“Joder… ¡Venga!”

Y así fue una vez más mi ímpetu y mi boca tan grande me metió en un embolado.

Aquí estoy, un viernes, después de haber trabajado con los #WeberWarriors bajo el diluvio universal (menuda la que nos ha caído!), con esta chica a mi lado, nerviosita  como ella sola por volver a tocar la piscina, y yo, cagado de miedo, porque no se le ocurre proponerme para empezar nada más y nada menos que 10 series de 200 m..

Odio la piscina, me aburre, me frustra y al no ser eficiente en ella no consigo disfrutarla.

Pero aquí estoy, me he comprometido y no me gusta echarme atrás.

Y creo que entrenar haciendo algo en lo que no me encuentro cómodo me hará aprender muchísimo a la larga.

Se abren las puertas del gimnasio…

Entramos en los vestuarios…

Empieza la acción…

Y COMIENZA NUESTRO RETO

El primer reto S4S en el que podrás participar.
¿Crees tener lo necesario para participar en este reto?
¿Estás dispuesto a dejarte la piel para conseguirlo?
¿Eres un tío/tía de buen rollo capaz de sacar pecho ante cualquier situación?
¿Te gustaría ayudar a diseñar nuestra aventura?

Si tienes todo eso... y más, no lo dudes

Escríbeme
Menú