Cuando hablamos de ejercicios para trabajar la potencia, los primeros que nos vienen a la cabeza son los levantamientos olímpicos. El Power Clean, Snatch, Jerk...

Bien, si estos ejercicios son excelentes opciones para trabajar la potencia en el plano vertical (buscamos una fuerza resultante que nos desplace rápidamente hacia arriba), ¿Incluimos la potencia en el plano horizontal en nuestros programas?

El balón medicinal aparece como una herramienta esencial con la que se viene trabajando desde hace décadas que nos permite trabajar en el rango de la gráfica fuerza-velocidad donde se buscan movimientos lo más rápidos posibles con unas cargas pequeñas o moderadas.

  • En esta serie de ejercicios buscamos el trabajo de la parte concéntrica. Una contracción rápida que exige un reclutamiento muscular veloz y por tanto coordinado.
  • Debemos buscar  hacer que cada repetición sea consciente (quizá vaya demasiado rápido entre repeticiones en el vídeo) y parar cuando vemos que la pelota no vuelve a la altura del pecho.
  • Buscamos la triple extensión de miembros inferiores en cada lanzamiento, para empezar a programar este patrón motor donde utilicemos de manera eficiente la fuerza de las piernas y se consiga transmitir hasta los miembros superiores.
  • Evitar elevar hombros al empujar, esto provocaría una desconexión entre miembros inferiores e inferiores, por tanto, pérdida de eficacia.
  • Evitar extensión lumbar al empujar. Además de una oposición de fuerzas (mis brazos empujan hacia adelante y mi espalda se va hacia atrás= fuerza resultante menor) provocaría una desconexión en el núcleo -core- que impediría también la transmisión de fuerzas.

Acordaos, no os centréis en el peso o tamaño del balón, sí en la calidad de vuestra ejecución.

Si queréis ver más ejercicios e ideas como este, no os olvidéis de seguirme en mi cuenta de Instagram y  Youtube.


P.D: Siento que el vídeo esté grabado en vertical. ¡Cosas del directo!

 

Menú