El verano ha llegado, el calor también, se huele que nada más terminar las vacaciones empezarán las físicas para Policía Nacional y con ello los agobios del ” no se si llego”; “pero como voy a pasar por encima/debajo de eso”; “a entrenar a tope a partir de ahora”.

Tengo la suerte de llevar a un grupo reducido de opositores con los que me puedo centrar desde el principio y enseñarles las “entrañas” de cada prueba. En este caso nos centraremos en el circuito de agilidad: la prueba más técnica, más lesiva y por tanto la que se merece mayor atención en el entrenamiento.

Como preparador físico, me cuesta ver que muchos entrenan a base de repeticiones a la espera de el milagro de volverse eficientes tras acostumbrarse al movimiento.

Bien, mientras esto puede dar resultado a algunos, el hacer repeticiones a lo loco, sin poner atención a lo que se hace, simplemente intentando coger sensaciones es un proceso largo, laborioso y como hemos dicho antes, extremadamente lesivo.

El proceso de aprendizaje que llevo con mis entrenados es el siguiente:

  1. Explicar y entender la prueba.
  2. Entender cuáles son los pasos clave. Posiciones a las que debemos llegar.
  3. Dividir los movimientos complejos en movimientos de fácil consecución.
  4. Crear una progresión en la que el objetivo final es automatizar el gesto final, es decir, conseguir hacerlo sin pensar.
  5. Toma de tiempos.

En este artículo hablamos del jab step, una técnica muy sencilla pero que debemos entender para pasar el circuito de la manera más eficaz posible.

Es la posición a la que debemos llegar cada vez que pasemos al lado de una de las barras verticales  pensando que el pie más alejado a la dirección a la que giramos (si giro a la derecha, el pie izquierdo), es el que pisa con fuerza, buscando una alineación de pie- rodilla-cadera- tronco (aquí entra la fuerza del core amigos) que consiga devolver la energía del impacto e impulsarnos hacia el lado deseado.

  • Aterriza y despega con la parte interna del pie.
  • Eleva la rodilla contraria en potencia en la dirección deseada.
  • La cabeza mira hacia donde el cuerpo quiere girar.

Aquí os dejo un vídeo con una buena progresión para enseñar esta maniobra:

 

Si queréis entrenar para mejorar vuestras pruebas, escríbenos y estaremos encantados de darte ese empujoncito que te hará asegurar tu plaza. 

¡Un  saludo y mucho ánimo a todos!

#Sweat4Success

#s4sopositores #circuitos4s

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú